Generalidades

TLM, subiendo un nivel de abstracción

Publicado el Publicado en Generalidades
Esquema de diseño de sistemas con TLM

Cada vez son más los avances tecnológicos que precisan de sistemas electrónicos más complejos. Se requieren sistemas de pequeño tamaño, que incluyan múltiples procesadores, memorias, canales y periféricos; además de una mayor velocidad de simulación, poder acceder al mercado lo antes posible, y todo ello a un bajo coste.

Las metodologías de diseño tradicionales se quedan obsoletas y se hace necesario un cambio de las mismas, añadiendo nuevas capacidades de abstracción y procesos de diseño capaces de abordar el incremento de complejidad.

Modelado a nivel de transacciones

Se presenta así un nuevo nivel de abstracción, superior a RTL (Register Transfer Level), donde los detalles de tiempo no son considerados y la comunicación entre los módulos de un sistema está modelada por canales en lugar de cables: nivel de transacciones. Modelar sistemas en el mismo es conocido como modelado a nivel de transacciones (Transaction-Level Modeling, TLM).

La idea principal de esta metodología se basa en separar las comunicaciones del sistema electrónico de su funcionalidad, implementando las primeras dentro de canales, de manera que a nivel interno se ocultan los protocolos y a nivel externo se transmiten transacciones. Para el diseñador el punto de interés serán las interfaces.

Con TLM se pretende facilitar y agilizar el proceso de diseño, evitando detalles innecesarios durante las primeras fases del flujo de diseño, de esta forma se favorece la creación de módulos para un sistema, así como su reutilización. Además, se trata de una metodología que puede desarrollarse con los distintos lenguajes de descripción hardware, que aportan la sintaxis y semántica necesaria; y es soportada en diferentes entornos de diseño como son los proporcionados por Cadence, Synopsys, Catapult o Xilinx, entre otros.

El desarrollo y uso de la tecnología van en aumento y este nivel de abstracción se ha convertido en un punto de partida en el diseño de sistemas. Cuanto más alto sea el nivel en el que los módulos son diseñados, más rápido será el proceso de simulación y más fácil será la conexión entre ambas partes: funcionalidad y comunicación, ayudando al diseñador con el análisis de la arquitectura, reduciendo el esfuerzo de modelado, y aumentando y mejorando la productividad del mismo.

¡Compártelo!

Facebook Twitter LinkedIn Imprimir