Entrevistas

Una entrevista con Ester González Sosa

Publicado el Publicado en Entrevistas
Ester González Sosa

A Ester la conocimos en la universidad. Comenzamos siendo simples compañeras y acabamos siendo buenas amigas, quizás por ello no seamos objetivas a la hora de hablar de ella. Es una gran persona, luchadora y trabajadora, la verdad es que solo tenemos buenas palabras hacia ella, así que mejor pasamos a la entrevista y así la conocemos todos.

¡La entrevista!

U: Empecemos conociéndote, ¿quién es Ester González Sosa?

EGS: Soy una chica canariona de 30 años con una gran inquietud por aprender y aportar valor a la sociedad. Me siento identificada mucho con la frase “Se puede tener alas pero también raíces”. Raíces, porque me siento afortunada de ser canaria, de sus lugares, de mi playita, del carácter de su gente, y por supuesto de toda mi familia. Alas son las que me hacen vivir a día de hoy en Madrid, lugar que considero un buen compromiso entre estar realizada a nivel profesional, y estar “relativamente” cerca (en tiempo y en dinero) de mi casa.

U: Vayamos al principio, ¿por qué Ingeniería de Telecomunicación? ¿Fue por vocación?

EGS: Pues he de reconocer que no, más bien fue por descarte (la historia tiene happy ending así que sigue leyendo 😉 ).

Lo que sí tenía claro es que sería una carrera de ciencias. Me encontraba en segundo de bachillerato cuando acudí a unas jornadas de puertas abiertas en Teleco que me impactaron mucho, me hicieron ver la cantidad de proyectos interesantes en los que trabajan los ingenieros de Telecomunicación y de los que yo no tenía ni idea. 12 años más tarde no me arrepiento en absoluto de la decisión que tomé. El carácter cambiante que tienen las Telecomunicaciones me permite seguir aprendiendo y poniendo en práctica este conocimiento en aplicaciones útiles para la sociedad.

En cuanto a las Telecomunicaciones, creo que tienen potencial para crear por un lado un gran impacto positivo, en cuanto a cómo nos hace la vida más fácil (video chats, roomba) y por otro lado un gran impacto negativo, en relación a las consecuencias que tiene el mal uso de ellas, en especial las redes sociales y su “dictadura del like”.

U: Tu proyecto fin de carrera “Estudio de la interoperabilidad en sistemas biométricos de la mano”, ¿podemos decir que supuso el inicio de tu especialización? ¿por qué la biometría? ¡Es un tema muy interesante!

EGS: Completamente. La verdad que el tema del reconocimiento biométrico me atrajo originalmente porque pensaba que tenía que ver con la biología/medicina, temas que también me interesaban pero que había tenido que descartar al empezar a estudiar una ingeniería. Luego resultó que tenía menos que ver con la biología y más con usar tus propios rasgos físicos (cara, huella dactilar), para reconocer tu identidad, y he de reconocer que consiguió también engancharme.

La magia con la que se consigue hacer ésta y otras muchas más aplicaciones se conoce como Machine Learning o Aprendizaje Automático, digamos que son las “matemáticas” que permiten llevar a cabo todo lo que tiene que ver con Inteligencia Artificial.

U: ¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional? ¿En qué punto estás ahora?

EGS: Por retomar donde estábamos, después de mi primer curso de Ingeniería de Telecomunicaciones me animé a simultanear mis estudios con los de Ingeniería Técnica de Informática de Sistemas, que me ayudaron a completar mi formación. En los últimos cursos de Ingeniería, por un lado, me inicié en la investigación con una beca del Instituto para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación en Comunicaciones bajo la supervisión de Miguel Ángel Ferrer, con el que realicé mi proyecto fin de carrera.

Posteriormente, en quinto de carrera, obtuve una beca de ERASMUS en la Universitá degli Studi di Padova, en Italia. He de reconocer que fue mi primera experiencia de vivir de manera independiente y volví con el chip cambiado. El salto a Madrid me lo brindó La Obra Social La Caixa, al dotarme de una beca para estudios de Máster. Me decidí por el Máster Universitario en Investigación e Innovación en TIC que ofertaba la Universidad Autónoma de Madrid por tener un grupo de investigación relacionado con el reconocimiento biométrico, llamado por aquel entonces ATVS.

Ese fue el principio de otra etapa de mi vida, la etapa del máster y posteriormente doctorado, donde seguí formándome en el mundo de la investigación. Para el doctorado conté con un contrato predoctoral que me concedió la misma universidad. Durante esos cuatro años, tuve la oportunidad de realizar varias estancias internacionales, concretamente en Francia, Holanda y Estados Unidos. Todas fueron experiencias especiales donde aprendí mucho a todos los niveles (también el turístico). Después de algunos tropiezos en el camino, y mucho trabajo constante, en junio de 2017, presenté mi tesis y con ello, cerré esa etapa de mi vida.

Justo ahora ya hace un año que me encuentro trabajando en Nokia Bell Labs en Madrid, haciendo investigación desde un punto de vista más práctico. Nuestra misión como grupo consiste en mejorar las comunicaciones humanas a través de tecnologías de realidad virtual y de machine learning.

U: En septiembre te otorgaron uno de los premios European Biometrics Research and Industry Awards 2018 por tu tesis doctoral: Face and Body Biometrics in the Wild: Visible and Beyond. ¡Eres una crack! De verdad, ¡felicidades! ¿Qué ha supuesto este premio para ti?

EGS: El premio ha sido para mí el colofón de una etapa de mi vida. Tal y como ya comenté, es un buen colofón, pero he disfrutado y aprendido mucho más del camino en sí para llegar hasta ahí. Reconozco también que el premio tiene un poquito de muchas personas que me apoyaron en momentos importantes de esta trayectoria, muchos de ellos de una manera altruista. Ojalá yo también pueda aportar ese granito de arena, o empujón a las nuevas generaciones (puedes pedir mi correo a Paloma o a Alicia sin problemas si crees que te puedo ayudar en algo).

U: ¿Qué consejo darías a gente a las nuevas generaciones de Ingenieros de Telecomunicación?

EGS: Que aprovechen bien su etapa universitaria. Una buena formación es tu mejor carta de presentación, más incluso que el expediente en sí. Me gustaría que supieran la cantidad de recursos y oportunidades que hay, de muchas de ellas yo me enteré tarde para poder optar. Por ejemplo, las plataformas de cursos MOOCS como Coursera, Udacity, donde aprender casi cualquier cosa. O la posibilidad de hacer en prácticas de verano en grandes empresas como Google, Facebook, Amazon. No quiere decir que los exámenes sean fáciles, pero no se pierde nada por intentarlo y hay libros que te ayudan a prepararte. Sea una empresa de menos o más prestigio, intentaría hacer prácticas en empresas lo antes posible. Y por supuesto, don’t forget about the joker language. English will open you possibilities all over the world.

U: ¿Cuáles son tus planes de futuro?

EGS: La cultura del trabajo fijo está cada vez menos presente en nuestra sociedad, así que yo no descarto ninguna posibilidad y tampoco me atrevo a tirar ninguna piedra hacia arriba (ya me han caído unas cuantas). Actualmente me encuentro super contenta trabajando en Nokia Bell Labs, por el proyecto en sí y por mis compañeros de trabajo, y creo que todavía tengo mucho que aprender aquí.

U: Para llegar a donde estás el camino no ha sido fácil, ¿cuál ha sido el reto más difícil al que te has enfrentado?

EGS: Principalmente, enfrentarme a mis miedos, y a los fracasos. Por un lado miedos a “no ser capaz” ante cada una de las decisiones profesionales que fui tomando en mi trayectoria o a “lo desconocido” por ejemplo, cada vez que empezaba una nueva estancia internacional. Por otro lado, fracasos, sobre todo cada vez que me rechazaban un artículo de investigación que había enviado a algún congreso. Con el tiempo he aprendido a llevarlos mejor, a entender que esos rechazos formaban parte del proceso de aprendizaje y maduración a nivel científico.

U: ¿Qué opinas sobre el papel de la mujer en este sector? ¿Ha sido una barrera?

EGS: Hablando en mi experiencia, nunca he tenido ningún tipo de barrera por ser mujer, y creo que siempre se me ha evaluado/juzgado en base a mis méritos en igualdad de oportunidades.

Por otro lado, es cierto que somos menos. Soy una fiel defensora de que para elegir tienes que conocer las opciones que tienes. De la misma manera que hicieron conmigo, creo que es necesario organizar jornadas de puertas abiertas no solo en las universidades sino también a nivel de empresas tecnológicas. Justo ahora en Nokia estamos preparando una jornada de puertas abiertas para chicas de entre 12 y 17 años.

U: Para ir finalizando y no hacerlo en un tono tan serio, cuéntanos: ¿qué hace Ester en su tiempo libre? ¿Tiene tiempo libre? 😀

EGS: Pues me encanta hacer muchas cosas. Me encanta leer, la música, sea tocando mi violín o bailándola (mi vena sensible es la música latina). Otra de mis grandes pasiones es viajar, y aprovecho cualquier ocasión para conocer lugares nuevos, a veces muy cerca, a veces un poco más lejos.

U: Y ya, por último, ¿a quién nominas para que entrevistemos?

EGS: Pues nominaría a Himar Alonso, un compañero de la carrera, que siempre me ha impresionado lo inteligente y práctico que es al mismo tiempo, su pasión por la tecnología y sus infinitas inquietudes. Doy fe que trabaja en un proyecto muy interesante.


Recuerden: Ester González Sosa, una persona que aporta y aportará mucho a nuestra sociedad. ¡Más personas como ella, por favor!

¡Compártelo!

Facebook Twitter LinkedIn Imprimir