Entrevistas

Una entrevista con Etnonautas

Publicado el Publicado en Entrevistas
El logo de Etnonautas

Hoy tenemos el gusto de entrevistar a Etnonautas, una empresa creada por mujeres emprendedoras que han sabido ver más allá de las barreras interpuestas por el idioma de un país y ayudan a sus clientes a «Ampliar los límites de su mundo», facilitando que estos alcancen su público objetivo en otros países.

¡La entrevista!

U: ¿En qué consiste Etnonautas?

E: Etnonautas es algo más que traducir una web, es un paso necesario para expandir tu negocio fuera de tu país.

Etnonautas es una empresa dedicada a la “localización de software” o, lo que es lo mismo, a la adaptación de apps o páginas web a la realidad cultural de un país. Para una completa adaptación, estudiamos y analizamos la simbología, el diseño y el lenguaje utilizado en Internet por los países de destino para adecuar la imagen y el discurso de la empresa en la red. Unimos países y culturas por medio de los idiomas y la tecnología.

U: ¿Cómo y cuándo nació Etnonautas?

E: Etnonautas surge a finales de 2011, tras un breve periodo por Inglaterra. Al llegar a la isla, y con la situación de desempleo por la que sufría toda España en aquel momento, no teníamos muy claro a qué dedicarnos ya que no se veía un futuro claro. Después de trabajar unos años en proyectos de I+D que no llegaban a ningún lado, imposibles de vender después de acabado el desarrollo, Silvia necesitaba llevar a cabo “proyectos reales” y tangibles en los que las únicas trabas fueran la capacidad de trabajo de uno mismo.

Para Patricia, al terminar la carrera y enfrentarse a un mundo laboral donde las posibilidades de éxito por cuenta ajena eran prácticamente nulas, se hacía necesario la puesta en marcha de un proyecto propio. Como profesionales de la traducción y la informática, vemos constantemente a nuestro alrededor malas prácticas e intrusismo laboral que deriva en la degeneración del lenguaje y del producto final, lo que para nosotras es una motivación: ofrecer un servicio de calidad. Por otro lado, el fácil acceso a la tecnología y la globalización vividas en los últimos años hacen que Internet y el software en general se extienda más allá de lenguas y culturas, por lo que es un ámbito con muchísimas posibilidades, interesante, y en el que nos encontramos inmersa desde muy pequeñas. La colaboración de ambas, resulta por tanto, además de necesaria por el ámbito tecnológico y la experiencia de Silvia previa en el desarrollo de proyectos internacionales, motivadora.

Por lo que nos apuntamos a un curso de emprendeduría que nos motivó a lanzar una empresa en conjunto. Analizamos el sector de la traducción y encontramos la posibilidad de formar algo juntas como informática y traductora.

U: Entonces, ¿qué tipos de servicios ofrecen en Etnonautas?

E: Realizamos desarrollos multilingües, localización de software, traducción web y software en 26 idiomas, consultoría en adaptación cultural y generación de contenidos multilingües y transcreación. Siempre adaptándonos a las necesidades de los clientes para ofrecerle soluciones personalizadas.

U: Y sus servicios, ¿los ofrecen únicamente a clientes canarios?

E: No, tenemos varios clientes en la península, en Portugal y en Alemania, aunque es cierto que la mayoría se encuentran en Canarias. Nuestras soluciones idiomáticas y tecnológicas están al alcance de todos. Las nuevas tecnologías nos permiten trabajar desde Canarias hasta cualquier lugar del mundo.

U: Trabajando con personas de todo el mundo, ¿observan grandes diferencias entre los españoles y personas de otras nacionalidades a la hora de trabajar?

E: Además de las diferencias de horario (trabajar con un traductor en Brasil significa coincidir al menos un par de horas para que las dudas de proyecto no alarguen la entrega), cada cultura tiene su particularidad, los japoneses por ejemplo, son muy cordiales y a veces incluso pueden parecer fríos de tanta formalidad aunque lleves meses trabajando con ellos; los alemanes son muy puntuales, y eso de “en cinco minutos” literalmente es “en 5 minutos”.

U: ¿Creen que una buena traducción es determinante a la hora de vender un producto?

E: Por supuesto, de nada sirve que tu producto sea el mejor del mercado si la calidad de tu traducción no lo refleja. El mensaje al cliente final tiene que llegarle claro, no tiene que perderse en la idea. Puedes estar ofertando un producto o servicio de calidad pero si tu página no lo refleja, tus clientes no lo captarán como tal. Si inviertes en mobiliario o publicidad tanto en la calle como en televisión, ¿por qué no invertir en Internet, con acceso a muchísimos mercados y países con la calidad que refleja a tu empresa, algo que habla de ti de cómo eres y de quien eres como empresa? Tu página web es como tener una oficina en plena calle principal: si está sucia, el cartel no indica bien lo que vendes, los productos están mal colocados… nadie comprará.

U: ¿Cuáles son los idiomas que más demandan sus clientes?

E: Últimamente, y sobre todo en Canarias, aparte del inglés, alemán, francés (la mayoría para proyectos en África), los idiomas más solicitados son el noruego, sueco y ruso. Pero fuera de aquí, el año pasado también hicimos varias aplicaciones móviles traducidas a japonés, chino y coreano, y es que no es de extrañar: de media, las 300 apps más utilizadas están traducidas a 8 idiomas. A nivel mundial, solo traduciendo al inglés se eleva a 125 millones el número de usuarios potenciales, otros 93 millones si la aplicación habla chino, y 36 millones más si se acerca al mercado indio.

U: ¿Con qué apoyos personal y profesional han contado?

E: Desde un principio estuvimos en varios programas de emprendimiento como la Tecnobeca de la SPEGC, o el programa de emprendeduría de la ULPGC. El año pasado participamos en el programa EYE, Erasmus para emprendedores, donde nos fuimos a Eslovaquia, y hoy en día formamos parte del programa piloto Juntos Salimos de la mano de la embajada de Estado Unidos en Madrid.

Además, profesionalmente hemos contando con el apoyo de compañeros, amigos y colegas de profesión que nos han ayudado a ver el valor del proyecto y la viabilidad desde su perspectiva; los desarrolladores desde el punto de vista de la informática y sus aplicaciones, las carencias del sector y dónde podríamos “triunfar” nosotras con nuestros servicios; y los lingüistas, traductores y localizadores, con su punto de vista en este sector y cómo sobrevivir en el intento mientras justificas tu trabajo a tus clientes frente a “google translate”.

Cuando comenzamos, vimos necesario cómo aprender a separar lo personal de lo profesional por lo que decidimos contar con una “coach” para aprender a ser compañeras de trabajo además de hermanas.

De forma personal, además de contar la una con la otra (por eso de ser hermanas), contamos con el apoyo de nuestros padres quienes trabajando uno en el sector privado y el otro en una entidad pública, nos aconsejan desde ambos puntos de vista y hacen de vez en cuando de asesores. También con la familia porque eso de darle mil vueltas a lo que haces y que hasta tu abuela entienda a qué te dedicas es importante a la hora de vender tu producto. Y del mismo modo hemos contado con el apoyo de los amigos, quienes no dudaban en asistir a cualquier presentación en nuestros comienzos para sentirnos más arropadas, por ejemplo.

U: Sabemos que suelen frecuentar eventos de networking como Green Drinks Gran Canaria o Hypergeek, ¿qué creen que aporta asistir a este tipo de encuentros?

E: Aporta todo lo que no consigues encerrado en una oficina: aumentar la lista de colaboradores, ver otros proyectos o ideas, dar a conocer tu empresa, y como no, conocer gente. Justo los dos eventos que mencionas son idea de varios emprendedores sin financiación pública: Alejandro Ramos detrás de Hypergeek, y Silvia Álvarez y Santiago Hernández detrás de Green Drinks Gran Canaria; y ambas iniciativas nos parecen una idea genial. Hacía falta de verdad gente que supiera de lo que está hablando, que se moviera, tanto en el ámbito tecnológico como en el de medio ambiente y que se viera que aquí en Canarias se pueden hacer cosas grandes y que hay mucha gente grande.

Nosotras mismas tenemos un evento todos los viernes de 11 a 12h, los EnglishFridays, para que el que quiera practicar inglés, se una. Nosotras ponemos el té y el espacio, y las conversaciones es cosa de todos.

Y precisamente por eso de estar “abiertas” también compartimos oficina en el espacio de “coworking” del Parque Científico-Tecnológico de la ULPGC, para estar rodeadas de personas que se dedican a otros campos y que te pueden dar una visión diferente del proyecto y como no, para  compartir las angustias de los autónomos y los emprendedores, y solventar cualquier duda sobre los 420, cierres de trimestres y demás papeleos con la administración.

U: Como mujeres emprendedoras, ¿qué consejo darían a otras mujeres que estén planteándose emprender?

E: Primero, que el ser mujer no les frene nunca a nada, ni a emprender un negocio, ni a poner en valor una idea o proyecto o a optar a un trabajo o cliente. Ser mujer no es un impedimento a nada. ¿Qué consejo darían a un hombre que quiera emprender? El mismo que a nosotras.

Vivimos con la esperanza de que un futuro no se nos pregunte por ser mujer u hombre, sino por ser persona. Y como cualquier persona que quiere emprender, les diría que lo intenten, que estudien el mercado, a los clientes potenciales, sus necesidades, que se sienten y hagan números (de tiempo y dinero) y cuando tengan toda esta información, escojan un rumbo y se lancen viento en popa. Dicen que ya está todo inventado, lo que hay es que reinventarse.

Los que somos desarrolladores sabemos de la importancia de, en general, adaptar nuestros proyectos al público objetivo y con más razón si hablamos de cruzar fronteras. En Etnonautas han sabido identificar que no es solo cuestión de traducir palabras sino de adaptar el mensaje a la cultura del país destinatario. ¡Les deseamos mucha suerte chicas! Si estás interesado/a en ponerte en contacto con ellas te dejamos su página web (enlace) donde tienes toda la información.

¡Compártelo!

Facebook Twitter LinkedIn Imprimir